jueves, 18 de diciembre de 2008

El decálogo de la pareja bollera. Tercera entrega: Bolleras en la niebla

Hoy toca hablar de un gran tópico dentro de las parejas bolleras. Lo que yo llamo: Bolleras en la niebla. Son esa pareja que llevan saliendo desde que Noé jugaba con los animalitos en el patio de su casa. Normalmente se conocieron en el colegio, en el instituto, en la facultad, incluso en grupos de la Iglesia. Desde el momento en que comprobaron que su amistad les unía fuertemente su clítoris y comprendieron que eran más que amigas... decidieron mantener lo suyo en "secreto".

Amparadas en la clandestinidad que sólo los roles sociales de las chicas permiten, han acostumbrado desde el principio a compartir actividades como: ir al baño juntas, irse de vacaciones o dormir la una en la casa de la otra, sin levantar sospechas. Después de todo, ¿qué hay de malo en que dos chicas sean amiguitas mientras no aparece el machorrón de sus vidas?

De la misma manera, dan el siguiente paso, que es irse a "compartir piso". Claro, es una medida mucho más económica. Alquilan un pisito de solteras, lo pagan a medias y no tienen que buscar compañeros de piso desconocidos que les salgan ranas. Las familias normalmente están encantadas al principio, qué amigas que son y que majas.

El problema llega cuando un día se enciende la bombilla a su alrededor. Realmente... no van nunca con chicos, cuando dicen que sí que van y se han echado novio, resulta ser el novio fantasma porque nadie lo conoce..y el colmo: ¡¡Ese corte de pelo a lo Harry Potter!! Durante una temporada la duda está sembrada y las indirectas en el aire, pero ellas se zafan no dándose por aludidas.

Con más tiempo la gente lo asume. Asume que en la vida van a decir ni media, vamos. Porque ellas viven en su mundo de fantasía: No, no, nadie sospecha. Además Fulanita tiene mucha pinta de hetero y hasta se le han conocido novios, ja ja, pobres, si algún día se enteran les da un síncope. Ay ilusas... les falta tener una pancarta en la cara y una B de bollera tatuada en una teta.

Normalmente jamás salen del armario y si salen suele ser por medio de las rupturas. Cuando al fin rompen, las mamás y demás familia preguntan que qué ha pasado con Fulanita que hace mucho tiempo que no se la ve el pelo, y ya les cuentan que se mudan de casa mientras se echan a llorar. En ese momento como que se vienen abajo:

--Mamá, fulanita...era mi pareja
--Te ha dejado, ¡ay madre!
--Pero...¿Sabías que era mi novia?
--El instinto de madre, que lo sabe todo, niña...Eso y que os vi en la tele en la manifestación del orgullo mientras os metiáis mano..
-- Ups, ¿y de qué año?
--No sé, pero gorbernada Felipe González..

Continuará...
...

8 Títulos de crédito:

Pindakaas dijo...

y de qué año?
no sé, pero gobernaba Felipe González...

xDDDDDDD qué grande! :)

te veo en tan poco tiempo, que no me lo creo...
un abrazo guapa!

Conso dijo...

Hay otro tipo de pareja que se parece a éste, pero que sigue hasta el final de los tiempos, con las puertas entreabiertas para que se asome el que quiera.
Somos tan diferentes y tan clones

benedeta dijo...

xxxxdddd

y mientras leía esto la imagen que tenía era de sigourney weaver en camiseta de tirantes con el alien persiguiendola!!

kisses

dintel dijo...

Jajajajjajajajajaja, el final es brutal. Me he muerto de risa con eso del Felipe González. Jajajajajajajaja.

Hormiga dijo...

ay que ayer me lo confirmaron: tengo dos amigas bolleras en la niebla! y yo que soy más ingenua! lo sospechaba pero no las tenía todas conmigo. diez años juntas llevan las jodías!

Una más dijo...

Ay sí, esas que no dicen nada pero que lo demuestran a gritos... y encima se creen que nadie lo sabe, ilusas!!!

crazy_chords dijo...

XDDDDDDD en mi colegio había dos parejas neblinosas de bolleras, o así lo hemos creído siempre XDD

muak

Eli Moysa dijo...

Yo también conozco aquí alguna pareja así, y se creen que no lo sabe nadie, juas, juas, pobres.