jueves, 17 de diciembre de 2009

Episodio 4x19: Mataviejas

.

Ultimamente me estoy convirtiendo en una bloggera desonsiderada. Hace unos días Óscar me mandó un sms diciendo lo mucho que le había (puesto) gustado la foto de mi vientre. Y ni si quiera le he contestado, ni dado las gracias... ni ná de ná. En compensación me he hecho otra foto para que disfrute, aunque después de la artística foto del escote de Maine, queda un poco chavacano. Pero para qué engañarnos, yo tengo un punto chavacano. De hecho desde hace unos días... me llaman "Mataviejas".
.
.
.
.
¿Por qué? Bueno, pues una tontería. Iba yo en el bus después de la academia de las opos, feliz porque había sobrevivido otro día más al madrugón (bueno, no tanto, que siempre voy a mitad de clase) y a que el profe me diese un pollazo, que es algo, que bueno, no sé por qué pero aflora en mi subconsciente. De hecho, casi no pregunto dudas, por si acaso. Me desvío del tema, como en mi vida. Que iba yo en el bus para mi casa, y bueno, me sentía medio orgullosa. Había atendido, no me había dormido, estaba saliendo el sol y se acercaba el momento de jalar y dormir esa pequeña siesta que me distingue como españolita de pro. La vida me sonreía.
.
Estábamos llegando a mi parada, y cómo es la última ya sólo quedaban unas cuatro o cinco personas en el bus que estaban ya haciendo cola para bajar cuando el bus parara. Yo, en una actitud de complacencia hacia mí misma, con una media sonrisa de quién comienza a madurar y asimilar su vida, cogí con énfasis mi mochila, metáfora de todas aquellas cosas que llevamos a cuestas sobre las espaldas y la eché sobre uno sólo de mis hombros, en plan juvenil.
.
No me preguntéis cómo, pero medí mal las fuerzas, medí mal la trayectoria...¡yo qué sé! El caso es que metí un brazo por un tirante de la mochila, pero en lugar de hacia mi espalda la propulsé hacia delante y la mochila salió despedida con una fuerza inesperada. Podía no haberle dado a nadie, podía haberle dado al chico joven de la barba, o incluso a la maruja del pelo tintado con rottring. Pero no... tuvo que impactar directamente en ... la vieja. Me pareció un poco exagerado que se tirara al suelo, pero bueno, quizás por la sorpresa del impacto... Todos miraban la mochila como si hubiera sido un meteorito caído en la tierra, así sin avisar. Hasta que me encontraron con cara de ¡oh mierda! y entonces ataron cabos.
.
-¿Pero qué estabas haciendo?
-Nada, que se me ha escapado. Señora, ¿está bien?
-Joder, qué bruta la niña
.
Así que nada, una vez comprobé que la vieja no tenía costillas rotas, al menos así a golpe de vista, y que estaba recuperada... me bajé en mi parada y di una vuelta a la manzana por si alguno de los viajeros me seguía o se quedaba con el lugar donde vivía. Al llegar a casa pensé en el tópico de que las bolleras somos más brutas que un arado y....ays.
.
CONTINUARÁ...
..

16 Títulos de crédito:

superbaturra dijo...

jajajajajajajajajajjajajajaja
pobre vieja jajajajajjaja

Luna dijo...

Qué va, mujer!!!. Son cosas que pasan. No te agobies por eso. Fue mala suerte, nada más. Si le hubieses dado al hombre, no habría pasado nada. La abuelita estaba en la trayectoria de la mochila, nada más......pues eso, cuestión de mala suerte!!!

Muy bonita tu cintura. Quién pudiera tener una así!!!

Un besote!!!

la vecina del quinto dijo...

Jajajajajajajaaja!!

Azulada dijo...

Las leyes de la física que hay días que van por libre.

Tan fuerte no le darías las viejas de hoy en día saben chino...

Besotes.

Pinda dijo...

xDDD
te vamos a tener que buscar una mochila con airbag o paracaídas, para frenar el lanzamiento, xDDD

iTxaro dijo...

Más que mataviejas... tumbaviejas

Pobre mujer ...si es que la cultura puede legar a matar

básica dijo...

jejejejj,q bueno..es igualito a un episodio de mi adolescencia en un autobus,pero aquello se asemejaba mas al penalti...ain

Hormiga dijo...

jajaja yo te habría seguido a ver dónde vives y que me aclarases si realmente lo habías hecho sin querer o aposta, jaja! o sea, que tu eres la culpable de que las viejas digan eso de "cómo está la juventú?" tadoro tronca!

Julián dijo...

Mola esa foto, es un perfecto reclamo, sin duda :P

Jo dijo...

Pero de verdad lo hiciste sin querer queriendo???

Yo es que no me atrevo pero algunas veces les tiraría algo a más de una.

Kekalandya dijo...

XDDD
Yo me moriría de la vergüenza... jajajjajajja

laramart dijo...

Dios! pero que exagerada la mujer...no creo que le arrearas de tal manera como para que se tirara al suelo...jajajajajajajajajaa.

_None_ dijo...

Hace aproximadamente mes y medio descubrí tu blog... desde entonces, en mis ratos libres, me he dedicado a leerlo entero, porque me encantó... y aquí estoy, comentando por primera vez, espero no estarme entrometiendo... jeje
Echaré de menos poder leer varias entradas al día... pero seguiré leyéndote fielmente...
Gracias por las veces que me has hecho reír

LA DESGRACIÁ dijo...

Gracias None... creo que cosas así son las que me hacen seguir teniendo el blog y no haberlo cerrado ;)

bss

Superbaturra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sweetmadness dijo...

ÑOÑA
XDDDD